/Noticias
Noticias
 
01/02/2013 Gen del cáncer de próstata 3 predice la enfermedad en hombres japoneses

 

Un estudio multicéntrico revela que el gen de cáncer de próstata 3, o PCA3 por su nombre en inglés, predice la enfermedad en hombres japoneses con niveles elevados de antígeno prostático específico (PSA).
 
"La utilidad diagnóstica del análisis del PCA3 en Japón es similar a la de otras regiones y etnias", -dijo el doctor Atsushi Ochiai, de la Universidad de Medicina de la Prefectura de Kioto, en Japón.
 
"El resultado del PCA3 es significativamente superior al del PSA libre/total para predecir el cáncer en los pacientes con un valor de PSA en zona gris (4-10 ng/mL)", agregó.
 
"Una combinación de los valores de DPSA y PCA3 ayudaría a seleccionar a los pacientes en los que se podría evitar una biopsia", escribe el equipo de Ochiai en BJU International.
 
La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos aprobó en el 2012 el uso del análisis del PCA3 Gen-Probe combinado con otra información de los pacientes para poder decidir sobre la necesidad de repetir una biopsia en hombres mayores de 50 años con por lo menos un resultado negativo previo y en los que un urólogo recomendaría reiterar el estudio según las guías disponibles, antes de considerar los resultados del análisis del PCA3.
 
Pero, por ahora, las autoridades regulatorias de Japón no aprobaron su uso.
 
En un estudio pequeño previo, el equipo de Ochiai había demostrado que el test de PCA3 con muestras de orina es altamente específico para el cáncer prostático. Ahora, los autores publican los resultados del análisis realizado a 647 hombres con PSA elevado y/o tacto rectal anormal.
 
Se analizó el 98 por ciento de las 647 muestras de orina (633) y los resultados de PCA3 en orina no estuvieron significativamente correlacionados con el nivel de PSA en sangre. Pero el PCA3 fue significativamente superior que el PSA para diagnosticar el cáncer de próstata.
 
El resultado medio de PCA3 fue significativamente más alto en los 264 pacientes con biopsias positivas que en aquellos sin cáncer prostático (49 versus 18).
Sólo en un 16 por ciento de los hombres con un valor de PCA3 por debajo de 20 la biopsia era positiva, comparado con el 60,6 por ciento de los hombres con un valor de PCA3 de 50 o más.
 
Un valor de PCA3 de 35 o más tenía una sensibilidad del 66,5 por ciento y una especificidad del 71,6 por ciento, con una precisión diagnóstica del 69,7 por ciento de obtener una biopsia prostática positiva.
 
En otros estudios, la especificidad era del 72-76 por ciento en los varones estadounidenses y europeos, y del 50 por ciento en los varones sudafricanos.
 
La utilidad diagnóstica no varió significativamente entre el resultados del PCA3 y la densidad del PSA (es decir, el valor de PSA dividido por el volumen prostático).
 
Sólo tres de los 72 hombres (el 4,1 por ciento) con un PCA3 menor a 20 y una DPSA menor a 0,15 desarrollaron cáncer de próstata, comparado con 43 por ciento de aquellos con una DPSA menor a 0,15 y un PSA3 menor a 50.
 
En los análisis de regresión logística con variables múltiples, los resultados del test de PCA3, la DPSA y la segunda biopsia pudieron predecir independientemente el resultado de la biopsia.
 
"En conclusión, este estudio multicéntrico de Japón demuestra que el test de PCA3 en muestras de orina podría predecir el cáncer prostático y ayudaría a seleccionar a los mejores candidatos para una biopsia de próstata", dicen los autores.
 
Ochiai adelantó que "se está elaborando la presentación ante del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar".

 

Comentarios(0)

01/02/2013 Pruebas genéticas pueden prevenir el cáncer de mama y ovario

Un mejor conocimiento genético de las personas permitirá prevenir diversos tipos de enfermedades y sobre todo de cáncer en el futuro. Así lo dio a conocer el doctor Mauricio León Rivera, director médico del Centro Detector del Cáncer, quien también dijo que las mujeres con la mutación del gen BRCA1 o BRCA2 tienen un riesgo elevado de desarrollar cáncer de mama u ovario desde temprana edad.
 
Hasta un diez por ciento de los cánceres son hereditarios, transmitiéndose de padres a hijos las mutaciones genéticas que predisponen a padecer diversos tipos de cáncer. Gracias a la identificación de estas mutaciones se puede prevenir la futura aparición de tumores malignos en personas que tienen cierta predisposición. “El cáncer de mama y ovario son tipos de cáncer hereditario que afectan a miles de personas en el Perú”, remarcó el galeno.
 
A las pacientes portadoras de mutaciones en los genes BRCA se les puede aconsejar un aumento de vigilancia mediante la exploración mamaria cada seis meses y la mamografía, así como practicar hábitos de vida saludable, como dieta rica en fibra, realizar ejercicios y evitar el tabaco y alcohol.
 
Algunas veces se puede contemplar una mastectomía preventiva o lo que es lo mismo, la extirpación de ambas mamas en las mujeres sanas que tienen el gen mutado para prevenir la aparición de cáncer en el futuro, simultáneamente se realiza la reconstrucción mamaria con buen resultado estético, agregó.
 
También mencionó que la información genética que portamos ha sido adquirida por herencia de nuestros padres de generación en generación. Si en un miembro de la familia se identifica una mutación que lo predispone a sufrir de cáncer, todos los miembros de la familia deberían ser evaluados con el fin de detectar quienes son portadores de la misma.
 
En ese sentido, Mauricio León, recomendó a las personas que han tenido varios familiares directos con algún tipo de cáncer acudir a la consejería genética para ver la posibilidad de realizarse primero un estudio del árbol genealógico de enfermedades en la familia y algunas veces pruebas de diagnóstico genético, que consiste en una muestra de sangre que será procesada en el laboratorio mediante técnicas basadas en análisis moleculares y del ADN.
 
Lamentablemente estas pruebas son costosas y por ahora inaccesible para la mayoría de familias en nuestro país, pero se espera que en el tiempo disminuyan sus precios.

Comentarios(0)

01/02/2013 Aumentan más del doble los casos de cáncer colorrectal en cinco años

En los pasados cinco años creció más del doble la incidencia de cáncer colorrectal, enfermedad que además, en la mayoría de los casos, se diagnostica en etapas avanzadas. Menos de 5 por ciento de los afectados llega a los hospitales de alta especialidad en forma temprana y con posibilidad de curarse, aseguró Juan Manuel Ruiz Molina, jefe del departamento de gastroenterología del Instituto Nacional de Cancerología (Incan).
Ante la magnitud de la problemática y el alto costo de su atención, la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer (AMLC) planteó la necesidad de que se incorpore a la cobertura del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos del Seguro Popular.
De hecho, ya es tiempo de que ese beneficio se extienda a la totalidad de tumores malignos que afectan a los mexicanos, dijo María Eugenia Salas, integrante de la organización civil.
En conferencia de prensa, con motivo de la celebración, el próximo 4 de febrero, del Día Mundial del Cáncer, la activista señaló que los avances son importantes, pero todavía insuficientes, pues los afectados con tumores no incluidos en el Seguro Popular, pagan de su bolsillo los tratamientos, los cuales son de muy alto costo. Entre ellos está el cáncer colorrectal, e incluso el de ovario.
 
Recordó que la reciente inclusión de las terapias del tumor ovárico en el Seguro Popular se limita al de tipo germinal, de muy baja frecuencia. En cambio está excluido el cáncer de ovario epitelial, el cual representa 96 por ciento de los casos y afecta a mujeres mayores de 40 años de edad. Su tratamiento también es de muy alto costo.
 
En cuanto al cáncer colorrectal, Ruiz Molina comentó que la estadística más reciente, de hace una década, señala que al año se reportaban tres mil 500 nuevos casos del padecimiento. Sin embargo, dijo, en la clínica es evidente que sólo en el pasado quinquenio el número de pacientes creció más del doble.
 
Es la cuarta causa de cáncer en las mujeres y la tercera en los hombres. Algunos casos son de origen genético y otros están vinculados con algunas enfermedades, como la poliposis adenomatosa familiar y la colitis ulcerativa crónica.
 
Sin embargo, en 90 por ciento de las neoplasias de colon y recto se desconoce el agente causal y no hay factores de riesgo con los que se pueda relacionar. Tampoco se ha identificado una bacteria o agente causal externo que lo desencadene.
 
Lo que sí se sabe, indicó el especialista, es que es frecuente en individuos mayores de 50 años. Uno de los síntomas característicos es la presencia de sangre en las evacuaciones.
 
Ruiz Molina advirtió que una sola ocasión que se presente el sangrado debe ser suficiente para que la persona acuda al doctor y se descarte la presencia del tumor. Otro indicador es la alteración en los calibres de las heces fecales, así como la dificultad para evacuar.
 
En general, las personas no hacen caso de estos indicios cuando ocurren y llegan al hospital sólo cuando la presencia de sangre es continua o cuando hay una oclusión intestinal. Para entonces, el cáncer ya está en etapas avanzadas, dijo.

 

Comentarios(0)

01/02/2013 Nueva Unidad de Oncología en el Hospital Recoletas

El Grupo Recoletas espera poder ofertar a la población segoviana la posibilidad de recibir tratamiento de radioterapia.

 

El Hospital Recoletas Segovia, antiguo Hospital Nuestra Señora de la Misericordia, perteneciente al Grupo Hospitalario Recoletas, amplía su cartera de servicios con la apertura de una nueva Unidad de Oncología. La doctora Virginia Galeazzi Martinez, jefa de la Unidad, está especializada en Oncología Médica y cuenta con un máster universitario en cuidados paliativos y control del dolor en pacientes oncológicos, ambos por la Universidad de Salamanca.
 
El Hospital Recoletas Segovia cuenta con la colaboración de más de 15 especialistas diferentes que trabajarán conjuntamente en la prevención y diagnóstico de los pacientes con este tipo de patología. La creación de la nueva Unidad de Oncología permitirá además, la administración de tratamiento quimioterápico, control sintomático y seguimiento del paciente oncológico ofreciendo así, una atención integral sin salir de la provincia.
 
Se ha habilitado un Hospital de día para la administración de quimioterapia ambulatoria y se han reservado habitaciones para el tratamiento de pacientes que requieran ingreso para su tratamiento.
 
Actualmente, la existencia de protocolos y esquemas terapéuticos estandarizados hacen posible recibir el mismo tratamiento en cualquier centro hospitalario. Esto implica que todos los pacientes con seguro de salud privado que se veían obligados a trasladarse a otras provincias para poder recibir un tratamiento específico para su enfermedad, ahora gracias a la creación de la nueva Unidad de Oncología del Hospital Recoletas Segovia, podrán iniciar o incluso continuar su terapia en la misma ciudad sin tener que desplazarse para este fín. Para acceder a este servicio sólo es necesario solicitar una consulta con la Dra. Galeazzi.
 
En un futuro próximo, el Grupo Recoletas espera poder ofertar a la población segoviana la posibilidad de recibir tratamiento de radioterapia en ciudad de Segovia.
Comentarios(0)

31/01/2013 Una pareja usa la selección genética para evitar el cáncer de mama a su futuro hijo

Hace una década que se utiliza una técnica de reproducción asistida que permite que un hijo nazca libre de una enfermedad genética de los padres. Es decir, sano. Pero hasta hace poco estaba prohibido emplearla cuando en los genes los progenitores no transmitían una enfermedad segura, sino el riesgo de padecerla. Las cosas están cambiando. Una clínica malagueña -con la autorización de la Comisión Nacional de Reproducción Asistida (CNRA)- ha usado la técnica para que unos padres eviten que su hijo en un futuro pueda desarrollar un más que probable cáncer de mama hereditario. El tratamiento ha sido realizado por Clínicas Rincón. Debido a los permisos que requería, el proceso ha durado en torno a un año.

El padre tenía dos hermanas que murieron muy jóvenes por cáncer de mama hereditario y él es portador del gen (BRCA) que provoca la enfermedad. No todos los tumores mamarios son hereditarios, pero aquellos en los que está involucrado este gen sí lo son. Clínicas Rincón había utilizado el diagnóstico genético preimplantacional -como se llama la técnica- en medio centenar de casos, pero es la primera vez que la ha empleado para que el bebé nazca libre de un gen que con una probabilidad del 80% puede provocarle un cáncer de mama.

El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) es una biopsia que se hace a los embriones -que son el resultado de la unión del óvulo y el espermatozoide- para diferenciar entre los sanos y los enfermos. Estos se descartan y los que no transmiten la enfermedad se transfieren a la madre.

La pareja ya tiene un hijo y está libre del gen. Pero como hace unos años, cuando los padres decidieron buscarlo, la técnica no estaba autorizada en España para el caso en que lo que se heredara fuera el riesgo de padecer una enfermedad, tuvieron que hacer el proceso de reproducción asistida y el DGP en una clínica de Bélgica. La técnica cuesta unos 10.000 euros. Pero el beneficio en salud no es poco. No solo se libera al niño de un gen que con una alta probabilidad le provocará una patología que puede ser mortal, sino a todos sus descendientes. "Del árbol genealógico se elimina un gen mutado que puede causar la muerte. Ya no se va a transmitir a toda su descendencia", explica el químico de Clínicas Rincón Francisco Martínez.

El DGP ha permitido que en la última década nazcan en la provincia decenas de niños sanos de padres que sufrían dolencias que podían transmitirles -como el color de su pelo o de sus ojos- con sus genes. Así se han evitado patologías genéticas seguras como la fibrosis quística, la hemofilia, la distrofia muscular de Duchenne, la talasemia y otras que pueden causar la muerte en la infancia o malformaciones graves para toda la vida. Ahora se da un paso mas y con el DGP se pone coto a la más que probable posibilidad de sufrir un cáncer de mama hereditario.

Comentarios(0)

31/01/2013 Israel. Más enfermos de cáncer, menos muertes

Israel ocupa el segundo lugar entre los países de la OCDE con tasas de mortalidad más bajas de cáncer, pero está por encima del promedio de personas que padecen esa enfermedad en la población. En el 2010 fueron descubiertos 24,762 nuevos pacientes con cáncer y fallecieron 10,380 personas.

Así lo determinó el Registro Nacional de Cáncer del Ministerio de Salud, que fueron presentados en una conferencia de prensa de la Asociación de Lucha contra el Cáncer (ICA por sus siglas en inglés), con motivo del Día Internacional del Cáncer, que se celebrará el próximo mes. Según los datos, en los últimos 20 años la incidencia del cáncer se mantuvo estable en la población judía, en tanto en la población árabe se registró un aumento.

“Estamos en un proceso de estabilización, y viendo datos similares de otros países. Pasamos la etapa de ascenso hace tres décadas, y ahora vemos una disminución en las tasas de mortalidad en ambos sexos en la población judía”, dijo la profesora Tami Shojat, directora del Centro Nacional de Control de Enfermedades del Ministerio de Salud.

En el marco de la conferencia, la presidente de ICA, Miri Zin, un objetivo fijado por la Organización Mundial de la Salud para reducir la mortalidad a causa del cáncer, enfermedades del corazón, diabetes y enfermedades pulmonares crónicas en un 25%. Las medidas para lograr el objetivo incluyen cambios en el estilo de vida, entre ellas la reducción relativa del 30% de reducción de tabaquismo y disminución en el consumo de sal, reducción del diez por ciento en el consumo de alcohol y la reducción de la obesidad, entre otros.

Comentarios(0)

31/01/2013 La prueba preventiva del cáncer de colon se implantará en toda la comunidad autónoma

 

La Asociación Española contra el Cáncer espera firmar en breve plazo el convenio con la Junta de Castilla y León que permita extender a toda la región el programa de prevención del cáncer de colon basado en los test de sangre oculta en heces, señaló el presidente de la entidad en Zamora y la región, Jesús Fernández. El responsable de la Asociación indicó que la Consejería de Sanidad ha acogido de buen grado la propuesta, y de hecho en estos momentos estaría ultimando todos los estudios necesarios para llevar adelante la iniciativa.
 
Los programas de prevención hasta ahora solo se hace en dos tipos de cánceres en la región, el de mama y de útero, que llevan ya muchos años y abarcan a todas las mujeres de la región. La detección precoz del cáncer de mama se realiza mediante mamografías entre los 45 y los 69 años, mientras que el de cuello de útero se controla mediante citologías periódicas de los 25 a los 64 años. La Consejería de Sanidad está desarrollando también programas piloto en los hospitales de Medina del Campo y Soria para la detección precoz del cáncer de colon y recto, mediante una prueba que se conoce con el nombre de sangre oculta en heces. La idea es extender la estrategia a toda la región, en la línea que reclama también a nivel nacional la Asociación Española contra el Cáncer. Con esta prueba se podría conseguir, indicó Fernández, primero que muchos casos aparezcan, porque se detecten en estadíos premalignos, y segundo, que haya tumores que se puedan coger en fases precoces, con lo cual las posibilidades de curación mejoran notablemente. Castilla y León y también Zamora son zonas de alta incidencia de cáncer de colon y recto y en muchas ocasiones se detectan en fases avanzadas, lo que empeora el pronóstico.
 
Otra de las iniciativas en las que están trabajando conjuntamente las asociaciones contra el cáncer de la región y la Consejería de Sanidad es la puesta en marcha de un servicio de orientadores que permitan ayudar a los pacientes oncológicos en su periplo por los centros sanitarios, especialmente en los primeros momentos de la enfermedad, cuando el enfermo puede necesitar más ayuda. Serían una especie de guías del paciente para moverse en el interior de los hospitales.

 

Comentarios(0)

  Página 14 de 30<< 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 >>  
 

Grupo Arán

>>>>>>>>>>