/Noticias
Noticias
 
04/02/2013 Experto en física médica valora eficiencia radioterapia al cáncer

Del 60 al 70% de los cánceres que se tratan en la República Dominicana pasan por el tratamiento de radioterapia, un proceso que se aplica directamente en el tumor o zona afectada y que ha demostrado alta eficacia si se trata a tiempo, aseguró ayer el físico médico, Antonio Almonte.

 
Muchas veces, en el tratamiento de esta enfermedad se combinan varias terapias, intervienen la cirugía, la quimio y la radioterapia, asegura, al ponderar la importancia del departamento que coordina en el Instituto de Oncología Doctor Heriberto Pieter.
 
Los cánceres de mayor incidencia en el país siguen siendo el  de mama, el cervico uterino, el de próstata, cabeza-cuello y pulmonar
 
La prevención. Para el físico médico, es importante que la gente sepa que en cáncer lo más importante es la prevención, lo que si se aplicara, sería imposible llegar a tratamientos más invasivos.
 
Esta institución tiene un novedoso acelerador lineal que aplica radiaciones estrictamente supervisadas por profesionales del área.
“La radioterapia está focalizada al tumor del paciente”, dijo, y agregó que ese departamento tiene cuatro físicos médicos. Es el primer departamento creado en el país.
 
Capacidad.  El personal que allí trabaja está integrado por cuatro físicos médicos y 20 técnicos en radioterapia, esto garantiza que las radiaciones se hagan con seguridad y eficacia, insistió.
 
Aseguró que el tratamiento es altamente eficaz, pero se preguntó cuál es la etapa en la que llega el o la paciente.
Para el ingeniero Almonte, no basta tener un acelerador lineal, el tratamiento debe ser integral y es necesario tener a mano todo lo que necesita el paciente.
 
Los más pobres.  En la lucha por la curación del cáncer existe una gran responsabilidad, sostiene, por eso, insiste, esta institución tiene servicios que solo se brindan a población muy pobre.
 
El cáncer cérvico uterino afecta sobremanera a mujeres de sectores muy pobres, las que no se chequean con regularidad y acuden avanzadas. Por eso ese servicio  es más costoso.
 
El cáncer de mama, el cérvico uterino, el de pulmón y  el de próstata son de alta incidencia en el país y se atienden en el centro.

 

 

 

Comentarios(0)

04/02/2013 Científicos descubren molécula para tratar cáncer de páncreas

Investigadores de la Clínica Mayo de Jacksonville, Florida, en el sureste de Estados Unidos (EE.UU.) descubrieron recientemente una molécula que mejoraría el tratamiento para las personas que padecen de adenocarcinoma pancreático ductal, que representa el 95 por ciento de los cáncer de páncreas, informó este lunes la prensa internacional.
 
Este descubrimiento hecho por los especialistas estadounidenses fue publicado en el ejemplar en línea del 3 de enero de la revista Plos One.
 
Los científicos pudieron descifrar un mecanismo molecular que se activa todo el tiempo, promoviendo el aceleramiento del crecimiento de los tumores pancreáticos.
 
Tras este descubrimiento se reveló la forma para desactivar este mecanismo que favorece a estos tumores.
El estudio indica que una estrategia podría implicar el uso de la droga bortezomib, que ya está aprobada para varios tipos de leucemia humana.
 
“Alcanzar esta vía para reducir la proliferación de las células cancerosas podría representar una nueva estrategia para la terapia para el cáncer pancreático”, indica el investigador sénior del estudio Peter Storz, Ph.D., un bioquímico y biólogo molecular de la Clínica Mayo.
 
Los especialistas explicaron que una característica del cáncer de páncreas es la mayor actividad del factor NF-kB, que activa la expresión de genes que mantienen la proliferación de las células y las protege contra la muerte.
 
Detallaron que hay dos vías, conocidas como la clásica y la alternativa, mediante las cuales NF-kB puede ser activado. Tanto las vías clásica como alternativa se encuentran activas en el cáncer de páncreas.
 
El equipo de investigación descubrió que la actividad aumentada de la vía alternativa de NF-kB resulta de la supresión del factor dos asociado al receptor de TNF (TRAF2). La pérdida de TRAF2 promueve el rápido crecimiento de los tumores pancreáticos y tiene correlación con el aumento de la agresividad, dice el Doctor Storz.
 
Los investigadores testearon este descubrimiento en 55 muestras humanas de cáncer pancreático, y descubrieron que en el 69 por ciento de estas el TRAF2 no estaba funcionando apropiadamente y que había altos niveles de otras moléculas participando en la vía alternativa.
 
Un cóctel de drogas que incluyen quimioterapia, bortezomib y otros inhibidores de moléculas activadas a lo largo del mecanismo pueden ayudar a los pacientes con cáncer pancreático, afirma Storz.
 
“Por supuesto, esta hipótesis requiere pruebas clínicas extensas, pero nuestros descubrimientos ofrecen una nueva dirección de investigación para mejorar el tratamiento del cáncer pancreático”, sostiene el especialista de la Clínica Mayo.
 
El cáncer de páncreas es uno de los de más rápido crecimiento, generalmente es mortal y es resistente a la quimioterapia convencional.
Comentarios(0)

03/02/2013 El microondas, los desodorantes y el estrés no causan cáncer

No lo causa el estrés, ni los plásticos en el microondas, ni los sujetadores con aros o determinados desodorantes; tampoco lo acentúa un estado depresivo ni lo curan las hierbas medicinales. Al menos no hay ninguna constatación científica que relacione la aparición o curación del cáncer con tales circunstancias. Son solo algunos de los falsos mitos que la consejería catalana de Sanidad, en colaboración con el Instituto Catalán de Oncología (ICO), intenta combatir ahora con una campaña informativa impulsada coincidiendo con la conmemoración del Día Mundial de la enfermedad.
 
Según los especialistas, ser pesimista tampoco tiene nada que ver con las probabilidades de padecer cáncer, aunque reconocen que ser positivo a la hora de afrontar la enfermedad puede ayudar a superarla, al ser más constante en seguir las indicaciones médicas. El responsable de la unidad de consejo genético del ICO, Ignacio Blanco, reconoce, no obstante, que se ha observado que el sobrepeso o la obesidad tras la menopausia, hacer poco ejercicio físico y el exceso de consumo de alcohol aumentan las probabilidades de desarrollar la patología.
 
La creencia de que el cáncer es hereditario es falsa, afirma Blanco, quien reconoce, no obstante, que entre un 5 % y un 10 % de los casos detectados sí presentan una predisposición hereditaria. En su campaña, la Generalitat insiste en que padecer la enfermedad no supone una sentencia de muerte porque, actualmente, "más de la mitad de los pacientes superan la enfermedad" gracias, en gran parte, a la implantación de programas de detección precoz.
 
Entre estos programas, el responsable del ICO ha citado el de mama, gracias al cual el pasado año se detectaron un millar de casos, y el de cuello de útero, del que se ha pasado de hacer pruebas anuales a realizarlas cada tres años en Cataluña, un plazo que se considera "suficiente" dado que en sus fases iniciales este tipo de cáncer no tiene capacidad para hacer metástasis.
 
No siempre causa dolor
Otros falsos mitos a combatir son que el cáncer siempre provoca dolor, cuando en las fases iniciales no es así, aunque en un 75 % de los casos, las personas que padecen esta enfermedad sí pueden tener dolor a lo largo del proceso. Cada año fallecen en Cataluña unas 15.700 personas a causa del cáncer y esta enfermedad es la primera causa de mortalidad en los hombres y la segunda en las mujeres, tras las enfermedades del aparato circulatorio.

 

Comentarios(0)

03/02/2013 Cáncer de piel, una patología muy frecuente en hombres y mujeres

Mañana se recuerda el Día Mundial de Lucha contra el Cáncer, por lo que se preparan varias actividades en diversas instituciones sanitarias.
 
El Dr. Estigarribia resaltó que el factor más importante de esta patología (cáncer de piel) está relacionado con los rayos ultravioletas procedentes de la luz solar, cada vez con mayor intensidad debido a la pérdida constante de la capa de ozono.
 
Menciona que los rayos ultravioletas producen mutaciones en el ADN de las células que se acumulan durante años. De ahí la importancia de evitar las exposiciones prolongadas a estos rayos, sobre todo en nuestros veranos en donde las temperaturas son muy elevadas.
 
Existen tres tipos de cánceres cutáneos. Cada uno tiene comportamiento y tratamiento diferente. Los carcinomas epiteliales y basocelulares son propios de la piel y son conocidos también como epiteliomas.
 
Los melanomas se inician en los lunares cuyo pronóstico es muy diferente a los epiteliomas, sostuvo el galeno.
 
Explicó igualmente que los carcinomas basocelulares se asientan con mayor frecuencia en el rostro, son de crecimiento lento y progresivo. Crean problemas locales y raramente pueden ir a otras partes del cuerpo. Se los ve con mayor frecuencia en las personas de mayor edad. “Los epidermoides se pueden asentar en cualquier parte del cuerpo, también de preferencia en cabeza, cuello y extremidades; en ocasiones en las regiones de la vulva o perianales. Estos últimos son de mayor agresividad y se los ve en personas más jóvenes. A veces se puede ver en lesiones ulceradas crónicas que no mejoran con tratamiento médico, de ahí la importancia de una biopsia para orientar mejor su tratamiento”, apuntó el Dr. Estigarribia.
 
Conociendo los factores de riesgo causantes de esta patología, es importante tener en cuenta las precauciones a tomar. Un ejemplo típico estaría destinado a las personas que trabajan en las calles y están expuestas constantemente a los rayos solares. Las mismas deberían protegerse con vestimentas adecuadas, como sombreros, viseras, usar ropa de color claro, usar cremas protectoras UV con un FPS 30 como mínimo y evitar la exposición solar entre las 10:00 y 16:00.
Comentarios(0)

03/02/2013 Se abre una vía para tratar el cáncer hepático más agresivo

Una investigación española ha abierto la vía para desarrollar un tratamiento farmacológico eficaz para el cáncer hepático más agresivo, el colangiocarcinoma, que hasta ahora sólo se puede operar en un 30% de los casos. Una buena noticia en la previa del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer que se recuerda mañana.


El catedrático de medicina en el Hospital Monte Sinai de Nueva York Josep Maria Llovet, que ha dirigido la investigación del Hospital Clinic de Barcelona, ha destacado la identificación de dos variantes de colangiocarcinoma, lo que permitirá desarrollar fármacos específicos y más eficientes para cada clase de tumor canceroso (maligno), que es uno de los conductos que llevan la bilis desde el hígado hasta el intestino delgado.

Actualmente, los dos tipos reciben el mismo tratamiento: en estadios iniciales de la enfermedad es posible la cirugía, aunque el riesgo de que se vuelva a reproducir es de un 60%, con una supervivencia de entre 2 y 5 años. En el resto de los casos (un 70%) se aplica quimioterapia, con una supervivencia media de 12 meses.

La investigación, que ha sido financiada por la Asociación Española contra el Cáncer con 1,2 millones de euros, servirá para buscar tratamiento para una enfermedad que ha duplicado su incidencia en los últimos 10 años.

El aumento de este tipo de cáncer se debe a que se ha incrementado la incidencia de los factores que lo provocan, como la cirrosis, que multiplica por 20 las posibilidades de padecer un colangiocarcinoma, la hepatitis B y C, que aumentan la probabilidad 5 veces, y el alcoholismo.

La investigación se ha basado en casos de 150 pacientes y ha permitido identificar dos subclases distintas desde el punto de vista molecular.

El primer grupo afecta a un 62% de los pacientes y es la modalidad más agresiva, con una supervivencia media de 26 meses, mientras que la segunda tiene mejor pronóstico, con una supervivencia media de 47 meses.

Según Llovet, los resultados de la investigación son una base que permitirá desarrollar un tratamiento terapéutico distinto para cada caso, que se prevé que esté disponible en unos ocho años. Mientras que la segunda fase de la investigación, que fue financiada por la Asociación Española contra el Cáncer con 1,2 millones de euros, servirá para buscar tratamiento para una enfermedad que ha duplicado su incidencia en los últimos diez años.

Para realizar dichas pruebas, se harán exámenes para verificar si hay un tumor u obstrucción en las vías biliares.

El colangiocarcinoma no se trata mediante un trasplante de hígado porque, tras el trasplante, la tasa de supervivencia a los cinco años es de un 40% y se reservan los órganos para otras enfermedades con mejor pronóstico.

La incidencia de esta enfermedad poco frecuente es mayor entre los hombres, ya que por cada 100 mujeres con colangiocarcinoma, hay 150 varones con este tipo de cáncer.

Comentarios(0)

03/02/2013 Cuatro casos de cáncer se diagnostican cada día en Zamora, 1.479 al año

En Zamora se diagnostican cuatro casos de cáncer al día. Es fácil, pues, que la enfermedad toque directamente a la mayoría de las familias en algún momento, ya que Zamora, que tiene 191.612 habitantes se encuentra con 1.479 casos de cáncer cada año, según los datos del Registro del Complejo Asistencial de Zamora correspondientes al año 2011. Son datos que invitan a la reflexión cuando se celebra, mañana lunes, el Día Mundial del Cáncer, sobre todo por la necesidad de favorecer los hábitos de vida saludables, que evitan los factores de riesgo y son la vía más efectiva y barata para reducir la dimensión del problema. Dejar de fumar, una dieta equilibrada o ejercicio físico son estilos de vida que mejorarían notablemente la salud de la población y evitarían la aparición de muchas enfermedades, no solo en cáncer.


Los casos de cáncer afectan notablemente en mayor medida a los hombres que a las mujeres: un 60% de los nuevos casos se diagnosticaron en varones, frente a un 40% escaso en féminas. La cuarta parte de los tumores registrados son de los órganos digestivos (colon y recto principalmente), con 371 casos, el 25% del total. Se reparten casi a partes iguales entre hombres y mujeres. La localización en los órganos genitales es la segunda más frecuente, con 255 casos, más del 17% del total, y una mayor frecuencia en hombres, si bien en este caso las características de tumores son diferentes en función del sexo (próstata y útero son los principales). Los tumores del aparato respiratorio suponen también una cifra importante, del 10% del total, con 154 casos, 124 de los cuales se dan en hombres (por la mayor incidencia del cáncer de pulmón).


Algo parecido ocurre con los tumores de cavidad oral y faringe, que de 28 totales 27 se dan en hombres. Los cánceres de mama son mucho más frecuentes y suponen el 9,60% del global, con 142 casos nuevos, uno de ellos en un hombre. Uno de cada cuatro cánceres diagnosticados en mujeres era precisamente de mama. Los cánceres de órganos urinarios (por ejemplo la vejiga), 139, fueron también muy importantes en número, y más frecuentes en hombres (112 casos frente a 27 en mujeres). El último gran grupo de tumores lo forman los de piel, con 148 casos (más frecuentes en hombres) a los que habría que sumar los 18 melanomas.


El resto de tumores tienen una incidencia menor. Aún así se diagnosticaron 90 casos de leucemia y mieloma, con más frecuencia en hombres y 60 linfomas, que tiene una distribución por sexos más equilibrada. El resto fueron más raros: once de partes blandas, uno de ojo, 16 del sistema nervioso, veinte de las glándulas endocrinas (17 de ellos en mujeres) y 26 clasificados como primario desconocido.


El grupo de cuidados paliativos de la Sociedad Castellano Leonesa de Medicina de Familia y Comunitaria recordó que el cáncer es una enfermedad que sigue en aumento en la región y recalca que el mejor aliado para combatirla es la detección precoz. Eso, si la mortalidad va disminuyendo: «poco a poco las enfermedades se van cronificando con los tratamientos, de manera que existe una mayor demanda asistencial sanitaria. Un reto para este siglo debe ser mejorar el sufrimiento que conlleva esta enfermedad, que en muchos casos se ha cronificado. Esta situación hace que muchos castellanoleoneses prefieran seguir siendo atendidos en su domicilio, sea de ámbitos rurales o urbanos, evitando desplazamientos e ingresos hospitalarios».

 

Comentarios(0)

03/02/2013 Los mercenarios del cáncer

 SemanaAl drama de quienes padecen cáncer en Colombia se suma ahora que solo el 30 por ciento de los servicios que se ofrecen están certificados y que por cada cinco centros oncológicos apenas hay un especialista para atenderlos.

 
UN NUEVO DRAMA SE SUMA
A quienes enfrentan las dificultades e incertidumbres que llegan tras un diagnóstico de cáncer: saber si la atención que reciben tiene el visto bueno de alguna autoridad, y si la medicación es realmente la que se requiere o solo la más costosa. “Alrededor de los tratamientos oncológicos se ha construido una maraña de intereses donde no se tiene en cuenta al más importante: el paciente” dice Carlos Castro, director médico de la Liga contra el Cáncer.
 
La preocupación es válida. Según el Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud, de los 2.222 servicios médicos relacionados con el cáncer en el país, solo 710 están certificados por alguna autoridad de salud. “Estamos preocupados por la proliferación de oncológicos de garaje”, asegura Alejandro Gaviria, ministro de Salud. Además, precisamente por lo sensible de estos tratamientos y por la atención integral que demanda esta enfermedad, la ley exige que quien ofrezca servicios oncológicos debe garantizar que sus especialistas estén vinculados de tiempo completo. Sin embargo, en el país no hay más de 200 médicos oncólogos y hematólogos, y de manera sorprendente existen 938 lugares donde se ofrecen estos servicios. “Esa cantidad no la tiene ni Estados Unidos con una población de 200 millones de habitantes” dice Raúl Murillo, director del Instituto Nacional de Cancerología. “Existen médicos itinerantes, mercenarios actuando con gran irresponsabilidad pues cualquier complicación con un cáncer es un riesgo de muerte” dice Raimundo Manneh, presidente de la Asociación Colombiana de Oncología.
 
A este diagnóstico se suma que la forma como opera el sistema de salud ha creado incentivos a los médicos para formular medicamentos que no siempre se requieren e incluso terminan siendo contraproducentes. Algunos centros sin control o profesionales, por ejemplo, ganan comisión por la venta de medicamentos. Murillo da fe de cómo le llegan pacientes a los que les han recetado tratamientos de quimioterapia cuando podrían haberse atendido mediante cirugía o con otro tipo de tratamiento menos costoso e intrusivo. “Es un sistema perverso que estimula la formulación” dice Castro. Sin embargo, Manneh rebate diciendo que es “un tema traído de los cabellos” y que los médicos actúan con ética y que no se dejan manipular por los laboratorios.
 
Por otro lado, este esquema desangra el sistema de salud pública. Vía tutela se exige prácticamente cualquier tratamiento sin importar su costo. “He tenido pacientes que viajaron a Suiza y les tocó regresar porque allá no les cubrían los medicamentos que aquí les daban” dice Castro. De hecho, según cifras de la Defensoría del Pueblo las tutelas para demandar tratamientos oncológicos crecieron en un 45 por ciento al pasar de 3.105 en 2010 a 4.521 en 2011.
 
Es tal el avance de la informalidad en este tipo de tratamientos que se presta para el contrabando de medicamentos, según coinciden en decir los especialistas. Manneh explica que la libertad de precios que imperó por años llevó a que en Colombia los medicamentos costaran hasta 10 veces más que en los países vecinos. Esto se moderó con el control que impuso el gobierno hace un año, pero aun así “ni si quiera porque baje el dólar, bajan los medicamentos” dice el médico Castro.
 
También preocupa que aparezcan quejas por centros oncológicos de los que se duda que se administren medicamentos reales, como el caso que denunció esta revista, en 2011, de un centro oncológico en Santander en el que se investiga si en efecto trató a una paciente con quimioterapia o con placebos.
 
Ahora, todo esto no significa necesariamente que los centros que no están certificados no tengan las condiciones para prestar el servicio. Sin embargo, sí deja un mal sabor que no busquen certificarse. Así mismo, el hecho de que se utilice el nombre de oncólogos para abrir centros de servicio no quiere decir que ellos participen de las irregularidades. Esto lo deben aclarar los organismos de control.
 
¿Cómo se llegó a este punto?
Los interrogantes que se han abierto sobre la manera como se están prestando estos servicios en el país, combinados con la angustia que vive cada persona que padece esta enfermedad, han dado origen a organizaciones de pacientes que buscan una garantía en la calidad de los servicios que se prestan. Una de las mayores impulsoras fue la congresista Sandra Ceballos, quien en 2008 promovió una ley para, entre otras, mejorar el control sobre estos establecimientos, pero falleció de cáncer antes de que se promulgara. El gobierno de entonces la objetó porque consideró que no debía haber una ley específica para una enfermedad, pero la Corte Constitucional la avaló y en abril de 2010 ordenó que se reglamentara en seis meses. Pero esto no se hizo. En noviembre pasado un fallo del Consejo de Estado le dio un plazo perentorio de ocho meses al Ministerio de Salud para que lo haga.
 
El cambio más significativo hasta el momento vino por cuenta de la reforma a la salud que comenzó a regir a comienzos del año pasado. Con esta norma, la competencia para habilitar estos centros salió de las secretarías de Salud departamentales y municipales, y pasó al Ministerio de Salud. “Es un avance pues la mayoría de servicios que se prestan nunca han sido visitados por nadie” dice Laura Ramírez abogada de la Fundación Simmon, una de las líderes en la materia, que tiene asiento en la Mesa Nacional de Cáncer. El 55 por ciento de los servicios que se prestan en todo el país no ha sido verificado, según los datos del gobierno. Si bien los que no lo han hecho dicen que antes de la nueva ley la verificación podía ser posterior, lo cierto es que la mayoría nunca lo hizo.
Esta abogada, por ejemplo, cuenta cómo en Barranquilla encontraron casos en los que a los pacientes las EPS les daban los medicamentos en unas neveras artesanales, para llevarlos al lugar donde debían aplicárselos, descuidando la conservación en frío que demandan estos medicamentos para que sean efectivos. Llama la atención que Atlántico sea el segundo lugar donde hay más servicios oncológicos, incluso por encima de departamentos que lo triplican en población como Antioquia.
 
Por su parte, el Ministerio de Salud con el Instituto de Cancerología comenzó en octubre pasado a verificar que las nuevas solicitudes que hacen las IPS para prestar servicios oncológicos cumplan las condiciones técnicas y científicas. En la Dirección de Prestación de Servicios del Minsalud no informaron cuántas de las nuevas solicitudes fueron aprobadas aduciendo que es un trámite en proceso. Sin embargo, SEMANA conoció que en una presentación hecha en noviembre pasado, quienes participaron en la revisión contaron que de 187 solicitudes de IPS para prestar estos servicios, solo una cumplía con la norma.
 
Para 2013 se esperan 50.000 nuevos diagnósticos de cáncer entre los colombianos y el fallecimiento de 33.000 personas por esta causa, lo que la ubica en la segunda causa de mortalidad nacional luego de las enfermedades cardiovasculares.
 
La publicación de la lista de los lugares certificados para prestar servicios oncológicos sería un principio para que los pacientes puedan saber qué sitios son confiables. Pues sin duda la dolorosa situación que tienen que sobrellevar no se compadece con la falta de acción de las autoridades para controlar este desalentador diagnóstico.
 
Destacado
Un primer paso para que los pacientes sepan que servicios oncológicos son confiables es que se publique cuales son los lugares certificados

 

 

 

Comentarios(0)

  Página 11 de 30<< 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 >>  
 

Grupo Arán

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>